La vista en este tamaño de ventana/pantalla no está habilitada en este momento. Aumenta o reduce el tamaño de la ventana para visualizar el sitio web dentro del rango de resolución permitido.

9
9
23.08.2023   |   Gastronomía

Pan con mantequilla y azúcar, vuelta a la infancia

Pan con mantequilla y azúcar, vuelta a la infancia

Empezábamos agosto con un punto nostálgico y lo queremos terminar de la misma forma… Porque sí, ya os hemos dicho que nos gusta preservar las tradiciones y que no caigan en el olvido.

En el post anterior os hablábamos de las galletas María untadas con mantequilla, pero no podemos olvidarnos de otra de las meriendas por excelencia… El bocata de mantequilla con azúcar. Vamos a ponernos en situación…

Llegas a casa y te pones la ropa más cómoda del armario. Vas a la cocina y coges la esquina de esa barra de pan que compraste al volver del trabajo. Siéntela crujir mientras el cuchillo la atraviesa a la mitad… Al terminar pellizcas un poco de miga, porque sí, es inevitable no hacerlo cada vez que cortas un trozo de pan. Sacas la mantequilla para que atempere un poco y mientras tanto te calientes un poco de leche en el microondas.

Te remangas bien las mangas y comienzas a untar la mantequilla sobre el pan. Empiezas con una pequeña cantidad, por eso de intentar guardar la línea, pero luego lo vuelves a pensar y dices: “¡al carajo! Un día es un día, hoy me doy un homenaje”. Formas una buena capa de mantequilla. Ahora llega el toque maestro, esparcimos el azúcar homogéneamente sobre las dos rodajas que tenemos. Aun no has empezado a comer y ya estás salivando… Unes las 2 partes para formar el bocata más delicioso del mundo… Das el primer mordisco y automáticamente te teletransportas a la casa de tu abuela viendo Barrio Sésamo tras una “dura” jornada escolar… Terminas ese bocata y ese cansancio que arrastrabas se ha esfumado y estás listo para salir a jugar a la calle, ¡vuelves a tener la batería al 100%!

Un whattsapp te vuelve a la realidad…. Por desgracia tu abuela ya no está aquí y te acompaña en esa foto que tienes en el mueble del salón… Por un momento, saboreando ese bocata de mantequilla con azúcar, has vuelto a uno de los momentos más felices de tu vida…

Categorizado en: