Galletas María con mantequilla, mucha mantequilla

Lata de mantequilla sin sal, un vaso de leche y unos sándwiches de galletas maría con mantequilla

Muchas veces os decimos que nos gusta preservar la tradición y que no quede en el olvido. Hoy queremos hablar de las galletas María con mantequilla, un clásico que no deberíamos olvidar

Si eres de la generación de los 80 o 90 te acabamos de transportar a la infancia leyendo esto. Y ya si miras la foto estarás empezando a salivar… Sentimos abrirte el apetito de manera tan repentina, pero no podíamos olvidar este manjar. Sí, MANJAR, dicho en voz bien alta y clara.

Somos conscientes de la importancia de una dieta equilibrada, pero a veces hay que pecar. Creo que estaremos todos de acuerdo que esto es mejor opción que cualquiera de la bollería ultra procesada que nos podemos encontrar en el supermercado. Nos cogemos 10 galletas, las untamos con Lorenzana, mucha Lorenzana y a disfrutar de este placer mundano.

En cada mordisco te acordarás de tu abuela o tu madre mientras te las preparaba para el desayuno o la merienda junto a un buen tazón de leche. Seguro que muchos las mojabais hasta casi deshacerlas…. Y por favor, no nos olvidemos de esas gotas de grasa que se quedaban en la leche después… ¡Qué delicia! Con eso tenías energía suficiente para pasarte el día jugando con tus hermanos y vecinos en la calle.

Esperamos haberte sacado una pequeña sonrisa con esta dosis de nostalgia. ¿Y a ti qué recuerdo te ha venido leyendo esto?